0 item

Crea tu negocio al por mayor con una fábrica de pantalones de Jeans

Iniciar una fábrica de Jeans o Vaqueros

Chile Confección Costura Emprendimiento Fábrica de ropa Hilos de Coser Insumos textiles Jeans Moda Tela Denim Yarnabeth

 

Crea tu negocio al por mayor con una fábrica de pantalones de Jeans (*)


     Los jeans son los clásicos de todos los tiempos, sea para trabajar, salir a pasear o ir a clases, esta prenda cumple con todos los requisitos de una prenda multiuso. Es tan común encontrarlos en personas de todas las edades que abrir una Fábrica de Jeans es nuestra propuesta de negocio del día de hoy.

 

Si tienes los conocimientos necesarios, tienes las ganas, quieres convertirte en tu propio jefe y estás buscando un sector rentable que te permita crecer en el mercado, esta puede ser la idea que tanto estabas buscando. 

 

¡Así que quédate hasta el final para que conozcas todo lo que necesitas para iniciar!NUESTROS HILOS

¿Cómo funciona un modelo de negocio como lo es, una fábrica de Jeans?


     Este modelo de negocio consiste básicamente, en montar una fábrica donde se pueda realizar la confección de los jeans, ya sea enfocados a solo un tipo de clientes o a un público más amplio. 

Puedes elegir entre vender directamente al público o suministrar los jeans que confecciones a almacenes y tiendas de prendas de vestir. En la primera opción, será necesario invertir en la adecuación del local y podrías considerar no solo pantalón de jeans, sino incluso ampliar tu oferta con chaquetas y shorts hechas en este mismo material.


 

¿Por qué abrir un negocio como este?

     Es muy difícil encontrar una persona que no haya usado alguna vez un pantalón de jeans, un artículo como lo es, este tipo de prendas, puede ser además de elegante, muy versátil. Es de las prendas que se encuentra entre las más usadas y por ello, conviene seguir ampliando la oferta de un producto tan rentable como este. 



Requisitos para abrir una fábrica de Jeans


     Lo primero que haremos será conseguir el lugar de funcionamiento, necesitas un local en el que puedas montar, instalar y equipar tu fábrica. Procura que sea en una zona alejada de los centros urbanos. Posteriormente, es necesario que registres tu empresa en los entes gubernamentales, para tal fin. También debes consultar cuáles son las normas de seguridad en lo que respecta a la maquinaria, así como a los manuales de usuario respectivos.

 

En cuanto a la obtención de la tela, será necesario que estudies muy bien a tus proveedores para quedarte con los que mayores beneficios te ofrezcan, que cumpla con las entregas en tiempo y forma.


Primeros pasos en una fábrica de Jeans


     Realiza un estudio de mercado que te permita conocer las condiciones del sector. En este sentido, tendrás datos como los estilos de jeans preferidos por el público, el perfil de clientes, competidores cercanos, precios establecidos en el mercado y calidad, entre otros aspectos. Esto te permitirá ir orientando tu fábrica de jeans para impulsarla y posicionarla.  

 

Posteriormente, debes realizar un plan de negocios a través del cual, hagas una descripción de tu negocio paso a paso, estableciendo el modo de funcionamiento, el tipo de clientes a quienes te enfocaras, las máquinas que necesitarás y el material. Una cotización, te permitirá darte una idea del capital de inversión que necesitaras. 

 

Tanto el estudio de mercado como el plan de negocios serán claves para ir fijando el rumbo de tu fábrica de jeans. 


Consejos para abrir una fábrica de Jeans


     Si quieres ser una marca líder del mercado, tendrás que diferenciarte del resto de tus competidores. Existen muchas formas de hacer esto, tanto en calidad, diseño, precio, adaptabilidad y otros factores que un estudio de mercado podrá revelarte. Sin salirte de los clásicos jeans, podrías ofrecer una prenda incluso personalizada para tus clientes.

 

Por otra parte, contratar un profesional que esté vinculado con el mundo de la moda y sus últimas tendencias, cortes y diseños, te aportara un valor añadido. Ten en cuenta, que obtener tus primeros clientes, será uno de los pasos más difíciles de tu negocio. Los fabricantes de este tipo de prendas tan usadas, sacan al mercado por lo menos, una colección al año, lo que quiere decir, que estarás compitiendo con marcas ya establecidas. De no innovar en el mercado, fácilmente tu negocio podría caer en el fracaso, pues no llamará la atención del público objetivo y éste irá a comprar en su tienda de siempre. 

 

Algo a tomar en cuenta, es que el capital de inversión puede ser considerablemente alto en la etapa inicial, sobre todo si se debe invertir en máquinas y el personal. Cotiza todo lo necesario para no malgastar tu capital.

 

Algo favorable, es que estamos ante un producto que trasciende en el tiempo y la moda, a diferencia de los productos que se rigen por furores momentáneos que duran desde pocos meses a uno o dos años. El jean hace más de un siglo que se usa y la tendencia es que se afianza cada vez más en el guardarropa de la sociedad moderna, gracias a su increíble adaptabilidad a ambos sexos, todas las edades que oscilan desde bebés hasta personas entradas en años, de todas las clases sociales y todos los ámbitos en los que las personas se desenvuelven.

 

Aprovecha las posibilidades de tu negocio para vender a través de distintos canales, pues no sólo puedes vender los jeans que confecciones a tiendas especializadas en este tipo de prendas de vestir, sino incluso puedes ofrecer tus productos por Internet, medio que posee un gran potencial.

 

Y ahora, ¿estás listo para abrir tu propia fábrica de jeans? Aprovecha la cantidad de público que tiene esta clásica prenda y crece en el mercado. 

 

¡Inicia tu negocio hoy mismo de la mano de Yarnabeth, te ofrecemos los insumos que necesitas para emprender, excelente calidad al mejor precio!


¡contáctanos!

 

Suscríbete a nuestras Redes Sociales


Facebook   

Instagram

 




Nota del editor(*):
La tela con la que se confecciona el jean, se conoce como mezclilla, tejido vaquero o denim. Es un tejido empleado en la confección de ropa de trabajo y aunque no hay unanimidad sobre su origen, diversos estudios señalan que surgió en Europa durante la Edad Media, en el sur de Francia.


Posteriormente, esta tela de lona comenzó a hacerse popular debido a su resistencia y durabilidad, ya que en sus comienzos era empleada para la realización de velas para barcos, tiendas de campaña, toldos y lonas.

En 1853, un comerciante de San Francisco California, llamado Levi Strauss, pensó en utilizar las lonas que se utilizaban en la fabricación de tiendas de campaña para hacer ropa de trabajo a los mineros, ropa que resistiera la vida a la intemperie y el peso en los bolsillos del mineral encontrado. Estos pantalones fueron rematados con refuerzos de cobre, y eran todos del mismo color marrón que se usaba en las tiendas de campaña, y sin bolsillos traseros.

Los comerciantes genoveses teñían estas telas con un pigmento azul, menos caro y más abundante: el índigo extraído de una leguminosa (Indigofera tinctoria) procedente de Java y de la India, que finalmente fue patentado en 1873 por Strauss con su nombre. En inglés, la «tela de Genoa» (Génova en inglés se pronuncia [yenóa]) pasó a llamarse jean ([yin]).

 

En 1880, el químico Adolf von Baeyer obtuvo un colorante azul a partir del ácido antranílico y se abandonaron los pigmentos de origen biológico. (Creditos: Wikipedia).

 

Fuente: negociosrentables.com



Puede comparar max 4 productos.